EL CRIBADO DEL AUTISMO FALLA PARA NIÑOS CON RETRASOS NOTABLES

Un estudio realizado en Noruega sugiere que una de las herramientas más ampliamente utilizada para el cribado del autismo, el cuestionario M-CHAT, omite a niños posteriormente diagnosticados.

En esta entrada extraída de Spectrum reflexionamos sobre la importancia de seguir estudiando e investigando las herramientas de cribado que se utilizan para el diagnóstico de TEA. La literatura nos muestra que no debemos conformarnos y que es vital seguir investigando y mejorando el cribado y diagnóstico temprano.

Los hallazgos relacionados con esta noticia aparecen en la publicación Pediatrics. En dicha publicación anuncian que una prueba ampliamente utilizada para el autismo deja fuera del cribado a algunos niños con retrasos en las habilidades motrices, sociales y de comunicación, lo que sugiere que las mejoras en esta prueba y otras pueden ayudar a los médicos a detectar estos signos.

Se ha demostrado que la prueba, llamada Lista de Verificación Modificada para el Autismo en Niños Pequeños (M-CHAT, Modified Checklist for Autism in Toddlers), omite casi el 70 por ciento de los niños con autismo a los 18 meses.

“Algunas de las herramientas de detección que actualmente están en el mercado fueron diseñadas hace muchos años, cuando no teníamos tanta comprensión sobre cómo es el autismo temprano”, dice la investigadora principal Katarzyna Chawarska, profesora de pediatría en el Yale Child Study Center.

El estudio se basa en los puntajes del cuestionario M-CHAT y otros datos de encuestas de más de 68.000 niños en Noruega.

“Esto es realmente importante”, dice Catherine Lord, directora del Centro para el Autismo y el Cerebro en Desarrollo de WeillCornell Medicine en Nueva York, que no participó en el estudio. “Los padres son conscientes de que sus hijos son un poco diferentes”, dice, incluso si no reconocen esas diferencias como relacionadas con el autismo. “Podemos aprovechar eso”.

Señales tempranas:

Chawarska y sus colegas analizaron datos obtenidos del Estudio de Cohorte de la Madre y el Niño de Noruega, que sigue a los niños desde el nacimiento. Cuando los niños tenían 18 meses, sus padres completaron el M-CHAT, que incluye seis preguntas descritas en los estudios como buenas predictoras del autismo.

Los hijos de padres que responden “no” a dos o más de estas preguntas dan positivo a la condición.

Paralelamente, los padres también respondieron preguntas de otras dos encuestas. El Cuestionario de Edades y Etapas (The Ages and Stages Questionnaire) evalúa las habilidades motrices, sociales, de comunicación y de resolución de problemas del niño. Y la Encuesta de Temperamento de Sociabilidad de la Actividad de Emocionalidad (Emotionality Activity Sociability Temperament Survey) les pide a los padres que califiquen la timidez, el nivel de actividad, el comportamiento social y los rasgos emocionales de su hijo.

El equipo de Chawarska se centró en 68.197 niños que se habían cribado negativamente con el M-CHAT. Según los registros médicos, 228 de estos niños eran “falsos negativos” que posteriormente recibieron diagnóstico de autismo.

“Lo realmente importante aquí es que tienen datos de seguimiento para sus falsos negativos”, dice Lord. “Prácticamente nadie tiene esto, así que eso es una gran oportunidad”.

Como grupo, los niños que no entraron en el cribadoy fueron finalmente diagnosticados con autismo muestran retrasos en las habilidades sociales, motrices y de comunicación, de acuerdo con las encuestas de los padres. Todas estas diferencias son más pronunciadas en las niñas que en los niños.

Concretando:

Los hallazgos sugieren que los padres responden las preguntas del M-CHAT de forma diferente a la que responden las encuestas de desarrollo. Las preguntas de la encuesta incluyen ejemplos y respuestas de opción múltiple en lugar de simplemente respuestas de sí o no, lo que sugiere maneras de mejorar la detección del autismo.

“Estos datos pueden sugerir otras formas de hacer preguntas, dar más ejemplos y concretar más”, dice Lisa Shulman, directora de servicios clínicos de autismo en el Centro de Evaluación y Rehabilitación de Niños del Hospital Montefiore en Nueva York, que no participó en el estudio.

El estudio también indica que los médicos no deben confiar en una sola prueba.

“Lo que aprendí de todo esto es que probablemente haya más datosvaliosos sobre la probabilidad o el riesgo de autismo de un niño en la información que los padres aportan en la visita de 18 meses “, dice Shulman.

Las encuestas de padres indican que los niños con autismo son más tímidos y retraídos que sus compañeros típicos, mientras que las niñas con la condición son menos tímidas e inhibidas que sus compañeros típicos. Estos resultados pueden ayudar a explicar por qué el autismo a menudo es difícil de identificar en las niñas.

“Simplemente se ven un poco más socialmente extrovertidos, o menos socialmente evitativos”, dice el investigador del estudio RoaldØien, un estudiante graduado en UiT – la Universidad Ártica de Noruega – y científico visitante en la Universidad de Yale.

Los hallazgos plantean la posibilidad de que la evaluación del temperamento mejore la sensibilidad de los cribados de autismo, dice Lonnie Zwaigenbaum, profesor de pediatría de la Universidad de Alberta en Edmonton, Canadá, que no participó en el estudio. Además, dice, “podría haber diferentes estrategias para niñas versus niños”.

Un paso siguiente importante es evaluar a los niños que no fueron identificados en el cribado  con autismo por las habilidades cognitivas, la gravedad de sus características de autismo u otros aspectos, dice Carla Mazefsky, profesora asociada de psiquiatría en la Universidad de Pittsburgh, que no participó en el estudio. Esa información podría revelar pistas para ayudar a identificar a los niños desde el principio.

Los investigadores planean analizar los datos recopilados de los niños en edades posteriores. Esperan encontrar más diferencias entre los niños identificados como autistas y los que fueron omitidos.

La entrada original de la que se ha obtenido este post se encuentra en https://www.spectrumnews.org/news/autism-screen-misses-children-noticeable-delays/

Publica un comentario

Your email address will not be published.