Por qué nos importa responder…

Una de las cosas que nos enseña el modelo DIRFloortime, es tomar todas las acciones del niño como significativas e intencionales. Respondemos a sus expresiones verbales, a sus gestos, a sus miradas…

Facilitamos la conexión, y el sentido de ser comunicadores eficientes y respetados.

Un estudio reciente da apoyo a esta modalidad de intervención.

El estudio ha demostrado que el estilo interactivo de los padres influencia la iniciación de la participación conjunta en los niños pequeños con autismo.

Cuando los padres utilizan un estilo que llaman “directivo”,  tratando de dirigir la atención de los niños a algo que a ellos les interesa, los niños inician menos episodios de participación, o conexión conjunta. Cuando los padres o cuidadores utilizan un estilo más “responsivo”, respondiendo a aquello que  interesa a los niños,  los niños inician más eventos de conexión conjunta.

Más información sobre este estudio en

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24104518

Publica un comentario

Your email address will not be published.